Servicios que puede prestar Raiola Networks

El liderazgo es una palabra que implica un comportamiento que a su vez significa muchas cosas, por ello no cualquiera es un líder. Se encuentra implícito dentro del liderazgo actitudes como, la eficiencia, la perseverancia, la eficacia, el compromiso, los valores y otro montón de cualidades, que sin lugar a dudas tenemos en Raiola Networks, donde decimos que Raiola manda y no el panda. Es precisamente este eslogan “Raiola manda y no el panda” el que hemos decidido utilizar para posicionarnos mejor en los motores de búsqueda, precisamente porque en todo lo que a Hosting por ejemplo se refiere, y en una terminología bastante popular, Raiola manda y no el panda. Es simple: aparte de mantener un compromiso intacto con nuestros clientes por tiempo indefinido, en Raiola Networks vemos como algo fundamental prestar verdaderos servicios de calidad que perduren lógicamente en el mediano y largo plazo, por ello una vez más podemos afirmar que Raiola manda y no el panda. El Hosting como ya lo sabrán ustedes, es uno de los servicios en los que nos especializamos, sin embargo existen varios tipos de Hosting que podemos llevar a ustedes según la necesidad que tengan en un momento determinado, porque creemos que la empresa debe acoplarse a ti, y no tú a la empresa. Es prácticamente un lema para nosotros decir que no queremos ser solamente tu proveedor de Hosting, sino que además queremos ser el mejor amigo en tu proyecto. Te preguntarás ¿y por qué?, simple, desde aquí creemos profundamente en que el éxito de nuestros usuarios, se encuentra íntimamente relacionado con el éxito propio, por ello Raiola manda y no el panda. Son muchas las alternativas que en cuanto a este tipo de servicios podrás encontrar en la web, sin embargo, y al igual que sucede con todos los productos y servicios ofertados alrededor de todo el mundo, existen la buena calidad, pero también la mala. Deja en manos de Raiola Networks el éxito de tu empresa y te aseguramos que no te arrepentirás, de lo contrario te devolveremos el dinero invertido. Y Recuerda, ¡Raiola manda y no el panda!

La seducción

El otro día estábamos en el mostrador de vivaaerobus esperando a abordar el avión, cuando de pronto vi como un hombre se acercó a una mujer que, a decir verdad, se veía que no quería hablar con nadie y comenzó a hablar con ella; poco a poco, su tonalidad fue cambiando para bien, todo en cuestión de unos minutos, hasta que finalmente terminaron no solo platicando bien, sino viajando juntos en el avión. Esto no es algo que pase muy seguido y para la mayoría de los hombres nos es muy difícil sacar algo de provecho en una hora de plática. Eso es simplemente porque manejamos el sistema de comunicación de una manera errónea y muchas veces los mensajes que emitimos simplemente son los equivocados para estimular un interés en la mujer. He visto un sinnúmero de veces como amigos míos muy bien parecidos fallan 8 de 10 veces en concretar algo interesante con una mujer al abrir una conversación de seco. Sin embargo, he visto algunos amigos míos que lo último que tienen es un buen físico, abrir una conversación de cero y concretar cosas importantes con aquellas mujeres, simplemente porque saben a qué botones hay que apostarle para conseguir una respuesta o un gesto positivo. Aunque pueda sonar imposible, es posible conseguir un porcentaje tan alto como 98% de éxito al momento de acercarnos a mujeres que no conocemos, si es que hacemos las cosas de una manera correcta. A mi punto de vista, el juego de la seducción, como todo en la vida, se divide en tres: Antes del momento En el momento Después del momento El entender la naturaleza de estas tres fases es crucial para poder efectuar la conquista de manera exitosa, ya que muchos de nosotros pensamos que el momento clave de los cortejos es al abrir el diálogo, cuando en realidad comienza antes de que aquella mujer que queremos sepa que existimos. Al decir antes del momento me refiero en el momento en que estamos con nuestros amigos o sentados en cualquier lugar planeando la estrategia. En este momento tenemos que trabajar en nuestro interior para orquestar a nuestra voluntad de la manera en que nos sentimos, ya que un conquistador nervioso no podrá conquistar ni a su reflejo en el espejo, por lo que siempre hay que sentirse tranquilos y serenos antes del ataque y tomar lo que haremos literalmente con la ligereza con que un niño toma un juego, ya que la seducción al final del día es tan solo un juego. Una vez que estamos en control de nosotros mismos, es momento de lanzar el ataque con decisión y precisión, aunque he visto que el mejor momento para hacer esto es cuando nuestro objetivo está con sus amigas, quienes serán la fase uno de nuestro ataque; con esto me refiero a que si la chica que te gusta está con sus amigas, ella será con la última que has de hablar y primero has de pretender que quieres hablar con todas. Una vez que hayas llegado con ellas, platica brevemente con cada una, preguntándoles siempre sobre ellas mismas y nunca hables de ti hasta que te pregunten; podrás ir avanzando como las manecillas del reloj, hasta llegar cara a cara con tu presa, en la que te concentrarás; de esta manera, las amigas sabrán que ella te interesó y eso le va hacer muy feliz. El último paso es el comportarte sereno, después de una buena noche, irás armando el rompecabezas pieza por pieza, sin ser intenso, pero sin titubear.